SIMEDUCO

¿Quiénes Somos?

Somos una Organización Sindical de Maestras y Maestros de la Educación Pública de El Salvador, comprometida con la universalidad, calidad y gratuidad de la Educación Pública, como herramienta de cambio.

Nombre del Sindicato

Nombre: Sindicato de Maestras y Maestros de la Educación Pública de El Salvador, “SIMEDUCO”.

Visión y Misión

Visión “Ser un sindicato de maestras y maestros que lidere las luchas por la dignificación del Magisterio Nacional con una estructura organizativa fuerte, dinámica y propositiva para el desarrollo y mejora del Sistema Educativo Nacional”.

Misión: “Somos un Sindicato que brinda apoyo y acompañamiento al Magisterio Nacional, en la defensa de los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de nuestras/os afiliadas/os”.

Lema

Lema del sindicato: Trabajo, Organización y Lucha.

Objetivos

Objetivos

  1. Luchar por una legislación laboral que supere substancialmente a la vigente;
  2. Defender los derechos e intereses de las/os afiliadas/os, trabajadoras y trabajadores en general;
  3. Celebrar contratos colectivos de trabajo de acuerdo con la ley;
  4. Crear y administrar Centros de Recreación de utilidad para sus afiliadas/os, impartiendo cursos de capacitación de todo género y/o disciplina;
  5. Fomentar y fortalecer la unidad de la clase trabajadora;
  6. Procurar para que sean efectivas las justas aspiraciones del sector laboral;
  7. Luchar para que se mejore la seguridad social;
  8. Adquirir en forma lícita los bienes necesarios para el adecuado cumplimiento de sus fines;
  9. Promover eventos nacionales e internacionales de trabajadoras y trabajadores con el objeto fundamental de alcanzar la unidad universal del sector laboral;
  10. Fomentar la unidad de sus afiliadas/os, estrechando, por consiguiente la confraternidad y solidaridad con el resto de las organizaciones sindicales;
  11. Velar por el fiel complimiento de la Constitución de la República; de los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo y demás instrumentos jurídicos vigentes;
  12. Procurar por todos los medios posibles, la recreación y sano esparcimiento de todas/os sus afiliadas/os;
  13. Para los efectos legales que se estimen convenientes, formar parte de una federación y confederación de Sindicatos del sector público. Para la afiliación y el retiro de dichas organizaciones se deberá contar con el acuerdo previo de la Asamblea General.

Principios

Principios del Sindicato:

  1. Defender el carácter público y gratuito de la Educación y otros servicios básicos en función social y velar por la igualdad de acceso de los ciudadanos a dichos servicios;
  2. Promover la organización, la solidaridad, la lucha de clases, la democracia participativa y el empoderamiento de las bases que dictarán las directrices para la conducción efectiva de la estructura sindical;
  3. Velar por la autonomía de cada Junta Directiva Seccional o General, en cuanto a su funcionamiento, las cuales, en ningún caso, podrán anteponerse a los intereses legítimos de las trabajadoras y trabajadores;
  4. Los planes programáticos y estratégicos serán resultado del debate de las bases, de acuerdo a los procedimientos establecidos en estos estatutos y su reglamento;
  5. El sindicato podrá promover la solidaridad y autodeterminación de los pueblos de la región para el pleno goce de sus derechos y el logro de mejores condiciones de vida de las trabajadoras y trabajadores de los países hermanos.

Fines

Fines del sindicato:

  1. Responder por los actos de cada uno de sus órganos de dirección, efectuados dentro del marco legal, en irrestricto cumplimiento a estos estatutos y a su reglamento;
  2. Garantizar la autonomía absoluta e independencia del sindicato respecto a la administración del estado, empresas nacionales y transnacionales, partidos políticos, entidades religiosas, alcaldías municipales, corporaciones;
  3. El ejercicio de la autoridad sindical se gobierna, única y exclusivamente, por la voluntad de sus afiliadas y afiliados, la cual es expresada por medio de acuerdos, resoluciones, normas y otros instrumentos acordados en Asambleas, Congresos y en los órganos de participación, decisión y control del Sindicato;
  4. Organizar al magisterio salvadoreño para defender sus intereses colectivos e individuales y las libertades sindicales;
  5. El ejercicio de la actividad sindical comprenderá: negociación colectiva, permisos sindicales, derecho a la huelga, planteamiento de conflictos individuales y colectivos, reconocimiento de la representación judicial y extrajudicial, candidaturas para elección de representantes en los órganos de participación de las trabajadoras y trabajadores;
  6. Proponer y demandar al estado, normas y leyes que favorezcan los intereses de las trabajadoras y trabajadores y que garanticen la participación de las Organizaciones Sindicales en la determinación de mejores condiciones de empleo.

Historia

Historia En 1992, después de los Acuerdos de Paz, para poner fin al Conflicto Armado de 12 años en El Salvador, nace el Programa EDUCO (Educación con Participación de las Comunidades), por medio del Decreto Ejecutivo N° 45, como una estrategia para dar cobertura a Comunidades golpeadas por el Conflicto Armado, en donde los/as maestros/as habían abandonado el servicio. Muchas escuelas en esas comunidades fueron ocupadas por grupos paramilitares, cuerpos de seguridad, o por fuerzas guerrilleras, como centros de operaciones. La Educación Pública fue entregada a grupos de padres/madres de familia, organizados y representados por 5 miembros directorios, quienes tenían, entre otras funciones, la facultad de contratar y despedir maestros/as y trabajadores/as administrativos. Estos representantes, deberían cumplir, únicamente, 2 requisitos. 1) Ser padres y/o madres de familia de algún estudiante; y, 2) Haber sido electos/as, en Asamblea General de Padres de Familia. Desde sus inicios, las ACE´s contrataban a personas con pocos grados de escolaridad para impartir la docencia y fue hasta en mayo del año 2007, en que se puso fin a esta modalidad de contratación, durante la gestión de la Ministra de Educación Darlyn Xiomara Meza Lara, por medio de circulares y otras normativas para el funcionamiento del programa. Entre los avances, en esta gestión, se destacan:

  1. Historial Laboral: se reconoce el tiempo laborado;
  2. Se elimina el pago de salarios a través de cheques y se establece el pago directo, con depósitos a cuenta;
  3. Se prohibió contratar maestros/as no registrados en el Sistema Escalafonario.

Sin embargo, estos cambios no lograron desmontar los elevados niveles de corrupción alimentados por la “venta de plazas”; pagos por “renovación de contratos anuales”; compras ficticias de materiales y servicios para las escuelas; acoso y abuso sexual; maltrato y explotación laboral; etc. La fuerte corrupción del programa EDUCO, administrado por las ACE´s y el apoyo incondicional del gobierno a esa modalidad de administración generadora de corrupción, fue una de las principales causas, tanto objetivas como subjetivas, para el nacimiento de la antítesis de EDUCO, el Sindicato de maestros y maestras de la Educación con participación de las Comunidades, SIMEDUCO; el 27 de septiembre del año 2008, con 46 miembros constituyentes, producto de un arduo trabajo de organización clandestina, después de 2 intentos fallidos. SIMEDUCO nace, principalmente, con el apoyo de maestros/as que laboran en las montañas; en las zonas más inaccesibles del país y en las áreas urbano – marginales. El 1° de diciembre del año 2008, el Ministerio de Trabajo resuelve inscribir a simeduco y ordena se publiquen los estatutos en el Diario Oficial. Con la publicación de nuestros estatutos en el Diario Oficial de fecha 5 de diciembre de 2008, bajo el tomo N° 381, se crea oficialmente, el instrumento de lucha social que inició su vida legal, reinstalando cientos de maestros/as despedidos/as cada año por las ACE´s y el MINED; por algunas ONG´s y hasta por algunos alcaldes. Al mismo tiempo, SIMEDUCO gestionaba el inmediato traslado de maestros/as amenazados/as y/o extorsionados/as por las pandillas y, en algunos casos, por los miembros de las ACE´s y de algunas ADESCOS (Asociación de Desarrollo Comunal). En enero de 2010, se logró, únicamente el Decreto Ejecutivo 122 que prohibió a las ACE´s despedir docentes. Con el fortalecimiento de la lucha organizada SIMEDUCO promovió una intensa campaña por la Disolución de EDUCO. Esta campaña permitió que se alcanzara el primer gran objetivo que consistió en la incorporación de 8,472 maestros/as al sistema por Ley de Salario y el 1° de enero de 2011, SIMEDUCO acabó con la columna vertebral del Programa EDUCO, al terminar con los contratos individuales de trabajo e incorporar a 8,472 maestros/as al régimen por Ley de Salarios, sin que las plazas se sometieran a concurso, como lo establece el Art. 18 de La Ley de la Carrera Docente (LCD), con la aprobación del Decreto Legislativo N° 599. SIMEDUCO no hubiese logrado hacer realidad este sueño, sin el apoyo de la USAID (Agencia de los Estado Unidos para el Desarrollo); PACT El Salvador (Programa para el Acceso Ciudadano a la Justicia Laboral); y, el IDHUCA (Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas) quienes, entre otros apoyos, patrocinaron la edición y publicación del libro: “Ya no estamos Dormidos” Caso “SIMEDUCO”. Descargar PDF La lucha continúa y SIMEDUCO hizo lobby en la Asamblea Legislativa para aprobar el Decreto Legislativo Transitorio N° 499 que obligaba al MINED al traslado de Maestros/as amenazados/as a muerte, a docentes víctimas de enfermedades crónicas y a maestros/as extorsionados. Este Decreto, sólo duró un año, debido a que el Ministro de Educación: Profesor Salvador Sánchez Cerén, solicitó a los diputados/as no prorrogar el Decreto, argumentando falta de disponibilidad financiera para nombrar docentes interinos. El 06 de diciembre de 2013, en Asamblea extraordinaria, SIMEDUCO aprueba un Proyecto de Reforma Total a sus estatutos, transformando el “Sindicato de Maestros y Maestras de la Educación con participación de las Comunidades” cuyas siglas son SIMEDUCO, en “Sindicato de Maestras y Maestros de la Educación Rural, Urbana y Urbano – Marginal de El Salvador”, cuyas siglas son SIMEDUCO; además, acordó intensificar las acciones para la Disolución de las ACE´s. SIMEDUCO participó, por primera vez, en la elección de Consejo Directivo del ISBM (Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial) en 2014, y se posicionó como la Tercera Fuerza Magisterial. Actualmente SIMEDUCO se encuentra en proceso de fortalecimiento de su estructura nacional, por medio de la juramentación de las Juntas Directivas Seccionales por Centro de Trabajo; por Municipio y, por Departamento; además, seguimos haciendo realidad el segundo objetivo propuesto: Disolver las ACE´s para la disolución total del Programa EDUCO, proceso que finaliza el 31 de diciembre de 2014.-

El 19 de septiembre del año 2015, tomamos la decisión histórica de convertir a nuestra organización, en un Sindicato de SERVIDORES PÚBLICOS, convencidas y convencidos que El Salvador urge de una organización magisterial fuerte, con experiencia de lucha, integrada esencialmente por maestras y maestros honrados, luchadores inclaudicables, capaces y resueltos a combatir cualquier injusticia,  como dijo “Che”, “cometida por cualquiera, contra cualquiera,  en cualquier parte del mundo”. Es en este contexto que, el 6 de octubre de 2015, se inicia el proceso, ante el Ministerio de Trabajo y Previsión Social,  que terminó con el otorgamiento de la PERSONALIDAD JURÍDICA del SINDICATO DE MAESTRAS Y MAESTROS DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA DE EL SALVADOR, cuyas siglas son SIMEDUCO. Con esta transformación histórica de nuestro instrumento de lucha, iniciamos una nueva etapa de mejora y cualificación de nuestras fuerzas, para enfrentar los nuevos desafíos e impulsar las impostergables transformaciones educativas que el pueblo necesita.

Descargar PDF

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company